RESEÑA: A darkly beating heart - Lindsay Smith

13:20

¡He vuelto, y esta vez con una mujer japonesa-americana obsesionada con la venganza!



Nadie sabe qué hacer con Reiko. Está llena de odio. Lo único en lo que piensa es en cómo hacerse daño a sí misma y a las personas que la rodean. Después de un intento de suicidio fallido, los padres de Reiko la envían desde su hogar de Seattle a pasar el verano con su familia en Japón para aprender a controlar sus emociones.

Pero mientras visista Kuramagi, un pueblo histórico preservado para reflejar la forma de vida del período Edo, en el siglo XIX, Reiko se encuentra viajando en el tiempo y viviendo la vida de Miyu, una joven aún más obsesionada con la venganza que la propia Reiko.

Reiko adora convertirse en Miyu, hasta que descubre el secreto del pueblo de Kuramagi, y entonces debe enfrentase tanto a los demonios de Miyu como a los suyos propios.

(click en la imagen para ver su página de goodreads)

 Este libro ha sido realmente siniestro y casi esperaba terminarlo con sensación de que me había decepcionado pero. DAMN. Ese final. Menos mal que no lo dejé a mitad. Al final se ganó cuatro estrellas.

De nuevo traigo una historia de fantasía, pero en este caso contemporánea. Tiene lugar en Japón y está contada en primera persona desde el punto de vista de Reiko, nuestra protagonista, que básicamente se pasa todo el libro haciendo esto:


De primeras, hablaros del argumento. Tenemos un doble arco argumental: la venganza de Reiko y sus problemas psicológicos, y sus viajes al pasado tras encontrar un altar secreto en el bosque, en los que se ve en el cuerpo de una joven llamada Miyu que también quiere vengarse de su familia. Ambas historias están perfectamente entrelazadas y beben mucho la una de la otra, mostrando las similaridades entre la situación de ambas jóvenes.

También comparten el rasgo del misterio: lo único que sabemos de Miyu es lo que Reiko averigua cuando está en su cuerpo, y de esta forma nosotros como lectores somos testigos de un doble descubrimiento conforme avanza la trama: qué le pasó a Miyu para odiar a su familia y a la gente del poblado, y qué le pasó a Reiko para intentar suicidarse y que la mandaran a Japón. Porque aquí llega mi rasgo preferido de la novela y que no llegué a apreciar hasta el final: Reiko es una narradora no fiable. Pero NADA fiable. Nos va dando la información con cuentagotas, y siempre teñida por su odio. No quiero contaros más, pero si lo leéis prestad mucha atención a las pistas sobre su pasado que van apareciendo, porque cuando las tenemos todas y podemos ver la imagen global, flipas. (Así que por una vez voy a contenerme y no quejarme de que esté narrado en presente y primera persona. Creo que tiene sentido para el libro).

Al ser una historia tan centrada en su protagonista, no vemos tanto de los personajes secundarios como me habría gustado. De hecho, muchas de las personas que han llevado a Reiko a esa situación, como su hermano y su exnovia, ni siquiera aparecen, solo sabemos de ellos por los recuerdos de ella (de nuevo, no siempre fiables). Pero los que sí aparecen me han gustado mucho; su prima japonesa, obsesionada con ser una idol, los empleados de su empresa, Hanji y Mariko, o Sierra, la recepcionista del ryokan donde se alojan. Y dado que también les vemos a través de la percepción de Reiko, resulta difícil diferenciar cómo son en realidad. Dentro del mundo de Miyu, resulta aún más difícil averiguar algo de los personajes que la rodean, dado que Reiko no tiene ningún recuerdo de ellos.

El worldbuilding presenta un contraste muy curioso, ya que fluctúa entre el Japón rural durante la época Edo y el Japón actual moderno, con referencias al arte gráfico, la música pop, etc. Aunque es un poco confuso toparse con palabras japonesas durante la novela, la autora ha hecho un buen trabajo clarificando en cada momento su significado, y después usando la palabra original.

En general, se trata de un libro siniestro, misterioso, con mucha carga psicológica y unas relaciones muy turbulentas entre la narradora y la realidad, pero que al final se convierte casi en un relato de terror que termina de forma magistral, atando todos los cabos sueltos del misterio.

Una foto publicada por @sparsireads el


Qué esperar si lo leéis:

  • protagonista bisexual japonesa-americana
  • obsesionada con la venganza
  • muchos problemas psicológicos
  • viajes en el tiempo
  • Japón moderno e histórico
  • samuráis y política antigua
  • toques de romance

You Might Also Like

0 comentarios