RESEÑA: Flame in the mist - Renée Ahdied

13:38


[La editorial Penguin is the real mvp y me concedieron una copia electrónica de esto para hacer la reseña. No me pagan por esta movida así que no tengo que mentir y decir que me gustó. Porque seamos sinceros, si me pagaran os mentiría sin ningún remordimiento.] Y ahora, como diría Takeshi: AL TURRÓN.


Hija de un importante samurai, Mariko siempre ha sabido cuál era su lugar—ella puede ser una hábil alquimista tan inteligente como su hermano Kenshin, pero su futuro siempre ha estado fuera de su control. Con solo diecisiete años Mariko es prometida a Minamoto Raiden, hijo de la consorte del emperador, un matrimonio político que elevará la posición de su familia. Pero en la ruta a la ciudad imperial, una sangrienta emboscada es perpetrada por los bandidos del Clan Negro, que han sido contratado para matarla antes de que llegue al palacio.

Vestida como un chico campesino, Mariko se propone infiltrarse entre sus filas y encontrar a la persona responsable de la diana en su espalda. Pero es capturada y llevada al escondite secreto del Clan Negro, donde conoce a su líder, el ronin rebelde Takeda Ranmaru, y su mano derecha y mejor amigo, Okami. Ambos terminan confiando en Mariko, impresionados por su intelecto e ingenuidad. Pero conforme Mariko se acerca al Clan Negro, descubre una historia oscura de secretos, traición y asesinato, que la obligará a cuestionar todo lo que conocía.

Tenía muchas ganas de empezarlo porque he oído muchas cosas buenas de esta autora, que ya ha publicado la duología de The wrath and the dawn y The rose and the dagger, cuya primera parte ya está publicada en español como La ira y el amanecer. Por desgracia no ha sido una de mis lecturas preferidas. Aunque ha sido un libro entretenido tenía muchos altibajos y dejaba demasiadas cosas sin explicar para captar mi atención. En general no me ha parecido nada del otro mundo.




Este libro ha sido descrito como un retelling de Mulán pero yo creo que solo tienen en común la idea de que la protagonista se corta el pelo para hacerse pasar por un hombre e infiltrarse con un grupo de guerreros. La motivación y adónde la lleva esta acción son totalmente distintos. De hecho, le veo más parecido con Robin Hood por el clan de forajidos escondiéndose en los bosques y atacando a la autoridad que con Mulán.

Aunque los personajes me han gustado (todos tenían conflictos, intenciones ocultas y pasados que les hacían interesantes) había algo en la forma de hablar de ellos que me ponía de los nervios. La protagonista, Mariko, que era el punto de vista desde el que está contada la historia, no dejaba de describirse a sí misma y después hacer exactamente lo contrario a lo que había explicado. ¿Sabéis ese consejo para esccribir ficción de show, don't tell? Bueno, pues sobretodo no hagáis lo de tell una cosa y luego show la opuesta porque no tiene sentido. Si Mariko se pasa el rato diciendo lo inteligente y reflexiva que es de repente no puede cortarse el pelo e irse sola a buscar a gente que quiere matarla sin tener ni un plan, ni dinero, ni conocer a nadie, ni NADA. Dios mío qué poco respeto por su propia vida tiene esta chica. Aparte de ella y sus reacciones que jamás entenderé había personajes muy interesantes y no se caía en estereotiparlos, incluso los que no tenían mucha relevancia.

El romance ni me iba ni me venía, seamos sinceros, y no os voy a contar con quién tiene Mariko historia amorosa porque si no esto pierde interés. De hecho el conflicto entre Mariko y su familia es mil veces mejor que el romance, sobretodo cómo se desarrolla su opinión sobre su hermano.También me ha resultado mucho más profunda la relación de Ranmaru y Okami, que además de su amistad tenían una historia muy turbia de honor y rencores familiares detrás. Vamos, que cualquier cosa es mejor que el romance aquí.


Para ser una historia de samurais había una falta decepcionante de peleas con espadas.


Una de mis cosas favoritas en Flame in the mist ha sido la representación de la sociedad y los valores que tienen para los diferentes géneros y clases sociales. Vemos mucho de esto en el contraste que Mariko encuentra entre ser una mujer acomodada y hacerse pasar por un hombre en el grupo de bandidos, pero también en Ranmaru, quién podría haber sido un samurai importante como el hermano de Mariko pero se convirtió en un ronin, un guererro sin amo, sin una casa noble a la que servir.

Lo peor para mi fue la magia. No se sabe quién puede usarla, ni qué puede hacer, ni cómo la consiguió. Se deja caer en algún momento que uno de los personajes la compró y se quedan tan tranquilos. Me gustan los detalles de fantasía en las historias pero aquí los encontré muy fuera de lugar y no aportaban nada a la historia. Además el argumento ni fú ni fa, sabéis, de esos que bastan para que sigas leyendo pero en ningún momento te engancha del todo. Puedo recordar como tres momentos relevantes en todo el libro y eso no es buena señal, significa que hay muchísimas partes que apenas aportan a la historia.

Y vosotrxs, ¿conocíais a esta autora? ¿Habéis leído La ira y el amanecer? ¿Tenéis ganas de leer Flame in the Mist?




You Might Also Like

0 comentarios