.post img { border:5px solid #d2d2d2; padding:2px; }

jueves, 13 de julio de 2017

WRAP UP JUNIO

ADIVINAD QUIÉN TIENE DOS PULGARES Y NO HA HECHO NADA EN TODO EL MES



Pero no hemos venido aquí a hablar de lo horrible que soy en mantener el blog al día, hemos venido a rajar de libros, así que allá va el Wrap up del mes pasado.


En cuanto empezó junio leí una cosa que tenía pendiente hace tiempo y uno de los libros juveniles más famosos con protagonista transgénero: If I was your girl, de Meredith Russo. Es una historia voces propias porque la autora es trans y cuenta la historia de Amanda, quién después de varias experiencias traumáticas por culpa de personas transfobas se muda con su padre, al que hace años que no ve, para empezar de cero. La historia intercala sus nuevas experiencias en el instituto, haciendo amigas y conociendo a un chico, con los flashbacks de su pasado y su experiencia como niña transgénero. Tiene momentos muy duros pero el mensaje final es de ser tú mismo, aprender a aceptarte, y abrirte y confiar en nuevas personas.

Al principio del mes terminé también milk and honey de rupi kaur, un libro de poesía que había estado leyendo con cuentagotas para poder disfrutarlo. Incluye ilustraciones de la autora y trata temas como las relaciones tóxicas, la feminidad, el dolor y la autoaceptación. Me ha gustado muchísimo y está publicado en español como "Otras maneras de usar la boca". (Sigo sin entender de dónde nos sacamos los títulos, pero bueno)



Una de las grandes decepciones ha sido Tell me again how a crush would feel de Sara Farizan. Lo leí para la franja rosa de recomendaciones LGBT+ y aunque es una historia con protagonista lesbiana iraní encontré muchos momentos bifóbicos y me dejó con mal cuerpo. Además la historia no me resultó nada del otro mundo, solo llega la típica chica nueva al instituto que se cree la nueva abeja reina y le hace la vida imposible a todo el mundo. Muy flojito.

De nuevo para las recomendaciones rosas leí Grrrls on the side de Carrie Pack, una historia basada en el movimiento Riot grrrl. Se queda corta en prácticamente todos los aspectos: aunque menciona los problemas que tiene la protagonista para identificarse como bisexual, hay muchos momentos de bifobia que nunca se rebaten. Del mismo modos hablan del racismo en el movimiento feminista y de los problemas que tienen las mujeres de color que no tienen las mujeres blancas, pero los personajes racistas nunca son confrontados al respecto. El tratamiento del acoso sexual es superficial y casi aparece sólo por conmocionar al lector, sin ningún peso real y es tachado por varios personajes como poco importante. Tampoco lo recomendaría.

¡Más poesía! Esto es nuevo para mí. Esta vez es algo muy cortito, se titula Heaven or this y es una colección de nueve poemas escritos por Topaz Winters. Según la autora, estos son "The story of a girl who loves girls so deeply that it feels like loving doves or knives." Me ha parecido preciosa y tiene una imaginería muy vívida pero un poco intrincada a veces.


Lo siguiente fue Far from you de Tess Sharpe, una novela de misterio con protagonista bisexual voces propias. Cuenta la historia de Sophie, que sale de un centro de rehabilitación después del asesinato de su mejor amiga, un asesinato que ella sabe que no fue por motivos de drogas. Cuando nadie la cree, depende de ella descubrir al verdadero asesino. Aunque las historias de crímenes e investigaciones no son lo mío, era un libro muy equilibrado, con suficientes elementos para compensar por la investigación, y al ser entretenido y tener subtramas románticas y familiares se me hizo muy ameno.

Ya que dentro de poco se va a publicar la segunda parte me animé por fin a leer And I darken de Kiersten White. Yo creía que iba a ser una fantasía medieval bastante típica, pero resulta que es ficción histórica; cuenta la historia de Lada (un genderbend de Vlad el empalador) y su hermano Radu, y el papel que jugaron en el juego político entre el Imperio Otomano y Valaquia, su país de origen. En esta primera parte se ve la infancia de ambos y cómo su padre les entrega como rehenes al sultán, y termina cuando ya son jóvenes. Me gustó mucho porque me encantan las tramas políticas en las novelas, aunque sigo pensando que habría ganado si tuviera rasgos fantásticos. Todo mejora con un dragón o veinte.



Después de esto tuve dos lecturas con protagonistas gays, y ambas eran voces propias, y ambas fueron una decepción. Primero fue The love interest de Cale Dietrich, que aunque había oido cosas buenas de él y tenía una idea interesante, la ejecución es una birria. En el Instituto del Interés Amoroso crían y entrenan a chicos para emparejarles con personas que serán importantes a nivel mundial en el futuro, para que puedan espiarles y vender sus secretos. El protagonista, Caden, es un "nice guy" y tiene que conquistar a su objetivo antes de que el "bad boy" lo haga, pero se enamora de él. Y ahí termina todo lo interesante. Tenemos un 75% de libro en plan película mala de instituto haciendo cosas súper cliché y el otro 25% de repente es VAMOS A DESTRUIR LA EMPRESA QUE NOS CONTROLA. Si unes cualquier librucho de romance entre adolescentes y le pegas el final de la distopía más mala que te puedas imaginar, tienes esto. Ni siquiera el romance había por dónde cogerlo, solo se gustaban porque los dos conocían el secreto del otro. Qué pereza y qué hartazgo.

El otro se trata de We are the ants de Shaun David Hutchington, habla de un chico que es abducido por extraterrestres y tiene que decidir si presionará un botón para salvar al mundo o no. Seguimos su día a día y vemos cómo su novio se suicidó, el bullying que sufre en el colegio, su situación familiar, etc. y cómo él intenta encontrar una respuesta a si merece la pena vivir. Me pareció muy deprimente y con un final anticlimático, y nunca me interesaron ninguno de los personajes.


En algún momento terminé el primer volumen de WE(L)COME BACK, una historia sobre dos chicas que son reencarnaciones de guerreros en una lucha eterna y están destinadas a pelear contra la otra. Aunque tenía cosas que estaban bien era un cómic demasiado lleno de texto y con el dibujo muy recargado y era difícil de leer. Leerlo me cansaba, para ser sinceros, así que no seguiré la serie.

Y lo último que leí fue mi nueva cosa preferida, Queens of geek de Jen Wilde, de lo que ya tenéis reseña aquí. Es una historia contemporánea muy divertida sobre tres amigos que van a una convención de ciencia ficción. Está contada de forma alterna desde los puntos de vista de las dos amigas; Charlie es una actriz china-australiana bisexual que quiere probar que ha superado su ruptura con el protagonista de la película que está promocionando, y Taylor es una chica gordita con Asperger que está enamorada de su mejor amigo y quiere conocer a la actriz de su saga favorita a pesar de su ansiedad. Es voces propias por la representación bisexual, de Asperger y de sobrepeso, además de que es dinámico, divertido, con el romance justo y tiene un ambiente y unas referencias nerds muy chulas. Lo recomiendo totalmente por lo fácil que es de leer y los mensajes tan positivos que transmite. Uno de mis nuevos favoritos de 2017.




Os dejo ya la versión en video del wrap up, que por algún motivo publiqué antes del post (ese motivo es que soy un desastre)

¿Y vosotrxs? ¿Qué habéis leído en junio? ¿Coincidimos en alguna lectura?

No hay comentarios

Publicar un comentario

© sparsireads
Maira Gall