.post img { border:5px solid #d2d2d2; padding:2px; }

jueves, 19 de enero de 2017

PEORES LIBROS DE 2016

INCREÍBLE PERO CIERTO después de mucho rajar en la vida real a todo aquel que quisiera escucharme (y en Twitter a las pobres almas que me siguen) por fin llega al blog mis tres peores lecturas de 2016.



Como siempre, esto está basado en mi opinión, igual a vosotrxs os gustan y de hecho todas están muy bien valoradas en Goodreads y tienen muchos fans.

Pero, en serio, confiad en mí. Son mierda.

3. Ready Player One de Ernest Clive

Es el año 2045 y el mundo es un desastre. En medio de una enorme depresión mundial la gente subsiste como puede. Sin embargo un videojuego de realidad virtual llamado OASIS proporciona la vía de escape que las personas necesitan.

El creador de OASIS es un enorme fan de los años 80 y un fantástico programador de videojuegos que amasa una inmensa fortuna. Tras su muerte se anuncia que el juego contiene un Huevo de pascua. Quien lo encuentre heredará toda su fortuna.

Cuando Wade Watts resuelve uno de los rompecabezas que le acerca más a su meta, la competición se vuelve encarnizada entre los Sixers, empleados de una empresa que pretende controlar OASIS, y los Gunters, todos las demás. 

Comienza una carrera en la que la única opción para sobrevivir es ganar.

Miren, si quisiera ver tíos frikis fardando de lo frikis que son iría a la tienda de cómics de debajo de mi casa y preguntaría cualquier cosa para que me hicieran mansplaining o pondría en mi perfil de Tinder que me gustan los videojuegos que seguro que cualquier tío me explicaría que no soy gamer a no ser que me haya pasado The Witcher en modo ultra extremo sin morir ninguna vez. Pero en cambio me leí esto porque soy débil y un libro situado en el futuro casi apocalíptico con realidades virtuales sonaba guay. Me equivoqué.

Estaba mal escrito, soltando información durante varios capítulos sin que pasara nada y después describiendo la acción al detalle para rellenar, las referencias a series y juegos antiguos eran un desastre, el protagonista era el típico nerd que me da cien patadas... y encima va y se pone a stalkear a la chica (ultra guapa pero friki, claro) y nos lo intentan colar como amor. Pues mira, chato, yo por ahí ya no paso.

Lo único que me hacía conservar la esperanza era el worldbuilding futurista y no compensaba en absoluto para leer semejante desastre.

Porqué no me gustó:

  • Infodumps a mansalva
  • Referencias frikis explicadas hasta el aburrimiento
  • Referencias frikis no explicadas en absoluto
  • El protagonista es un acosador
  • Nada de movidas sociopolíticas estoy tristísima

2. El lado oscuro de Sally Green


Inglaterra, época actual. Nathan Byrn sabe que no es como los demás. Aunque su madre era una respetada Bruja Blanca, su padre pertenece al linaje de los temibles Brujos Negros, lo cual hace de él un ser dividido que se debate entre la luz y las tinieblas. Este origen no le permite integrarse plenamente a la comunidad Blanca, la cual lo trata con desprecio y recelo. El hecho de que Nathan sea, además, hijo de Marcus, el más temido y odiado de los Brujos Negros, sólo sirve para empeorar su situación.

El Consejo de los Brujos Blancos ha decidido someterlo a un control brutal para evitar que su lado sombrío se imponga. No obstante, llega el momento en el que Nathan decide convertirse en el dueño de su destino: será él y nadie más quien determine su camino.



Si ya de por sí intento alejarme de las relaciones tóxicas entre heteros qué diablos os hizo pensar que quería leer sobre relaciones tóxicas entre dos chicos. No por homofobia, sino porque me da mucha ansiedad que traten mal a los personajes LGBT+, especialmente si es en libros escritos por y para mujeres hetero.

Sinceramente quién escribe un capítulo en segunda persona *shudders* sólo por eso este libro debería ser retirado de todas las estanterías del mundo. En realidad el argumento no está mal pero nunca sabes muy bien qué leches está pasando y conforme avanza la saga la cosa tiene cada vez menos sentido. Se tira varios pistachos narrativos sin haber allanado el terreno, mata personajes importantes por absolutamente ningún motivo y sin que lo veamos, y bueno bueno bueno. La relación.

El protagonista tiene una novia maravillosa, luego la odia y se lía con su mejor amigo que llevaba toda la saga enamoradísimo de él (de una forma muy poco sana, debo añadir) y encima el protagonista le trata fatal, pero tan fatal que casi me machaco los dientes de tanto rechinarlos y SPOILER SPOILER SPOILER al final el novio del protagonista se muere por su culpa y él se termina convirtiendo en un árbol.

¿Tiene eso sentido? No. ¿Quiero que las mujeres hetero sigan metiendo m/m en sus libros para ser edgy? También no. ¿Deberíamos leer todos libros #ownvoices de minorías? HELL YEAH.

Porqué no me gustó:

  • Un capítulo en segunda persona
  • El resto del libro en primera
  • I mean W H Y
  • Relaciones tóxicas
  • Bury your gays

1. Una corte de rosa y espinas de Sarah J Maas


Cuando la cazadora de diecinueve años Feyre mata a un lobo en el bosque, una criatura bestial irrumpe en su casa para exigir una retribución. Trasladada a una tierra mágica y engañosa que sólo conoce a través de leyendas, Feyre descubre que su captor no es un animal sino Tamlin: una divinidad inmortal y letal que alguna vez reinó en su mundo.

Mientras Feyre vive en su castillo, lo que siente por Tamlin muta de una hostilidad helada a una pasión ardiente y feroz, a pesar de todas las mentiras y advertencias a las que queda expuesta en ese mundo fantástico, bello y peligroso.

No obstante, una vil sombra ancestral sobre la tierra de las hadas crece día a día, y Feyre debe encontrar la forma de detenerla… o condenar a Tamlin –y a su mundo– para siempre.

Todo el mundo estaba hablando de la secuela de este libro y tenía muy buenas puntuaciones en goodreads y yo qué se colegas soy muy débil a la presión grupal y en su momento me pareció buena idea leerlo. No he sufrido tanto en mi vida. Lo terminé solo para ver si pasaba algo.


Al principio la tía vive con su familia mega tóxica y se encarga de cazar para sobrevivir (qué mal ha hecho Katniss a las heroínas de ficción) pero un día mata a un lobo que en realidad era un hada y viene otro monstruo para secuestrarla. A la pava le da un Síndrome de Estocolmo jartísimo y se enamora de él a pesar de que el tipo tiene unas tendencias abusivas muy obvias. Luego no sé qué pasa porque me aburría mazo pero como es un retelling (muy claro y muy malo) de la Bella y la Bestia aparece la tetera y nos explica toda la trama en un infodump tan indigesto que me dolía hasta el estómago. Al final la protagonista salva al secuestrador en una pirueta narrativa que aún me da dentera pensar en ella, y fin.

Lo peor de todo esto es que la gente me prometió que "me encantaría Rhysand", que es como el tercer vértice del triángulo amoroso aunque en este libro es súper secundario, y resulta que el pavo este es otro violador abusivo que literalmente droga a Feyre, la chantajea cuando ella está muriéndose por un brazo roto, la tatúa contra su voluntad, la obliga a vestir en ropa humillante, etc. Claramente lo que todas buscamos en un hombre. Ahora me da mucho yuyu cuando veo gente que le gusta este personaje. No consigo entender que alguien leyera esto y decidiera seguir la saga.

Porqué no me gustó:


  • Protagonista con Síndrome de Estocolmo
  • Interés amoroso abusivo y violador
  • Rhysand. En general. Todo él. Fuera.
  • Tres cuartos del libro eran relleno
  • La villana tampoco tenía sentido
  • Ni siquiera la narrativa era buena

No hay comentarios

Publicar un comentario

© sparsireads
Maira Gall