.post img { border:5px solid #d2d2d2; padding:2px; }

sábado, 18 de marzo de 2017

RESEÑA: The girl from everywhere - Heidi Heilig

Nix ha pasado toda su vida a bordo del barco de su padre, navegando a través del mundo y las décadas, de los mitos y la imaginación. Siempre y cuando su padre tenga un mapa, pueden viajar a cualquier lugar, cualquier momento, real o imaginario, junto a su tripulación, incluido un encantador ladrón.

Pero el final se acerca. Su padre está obsesionado con encontrar un mapa de Honolulu en 1868 que le guiaría a su amor perdido - la madre de Nix. Pero llegar allí borraría su propia existencia. Por primera vez, Nix se halla en aguas desconocidas. Podría encontrarse a sí misma, su familia, su propia habilidad fantástica, un romance épico. O podría desaparecer.

Ésta es una de esas cosas que cómo diablos no te van a gustar si hay PIRATAS VIAJANDO EN EL TIEMPO. Incluso mejor, hay piratas que pueden viajar a LUGARES FICTICIOS, siempre y cuando la persona que dibujó el mapa que usan creyera que eran reales. Pues nada, fue uno de esos libros que no enganchan aunque tenía muchas esperanzas puestas en él. La vida es así a veces.

No tengo ni idea de cuál ha sido mi problema con este libro, pero no he conseguido interesarme por el argumento ni conectar con los personajes en ningún momento.

Ya de primeras la protagonista me daba un poco igual. Nix no era precisamente lo más interesante del mundo, y además su relación con su padre me parecía redundante y estancada. Él está obsesionado con volver a Honolulu para salvar a la madre de Nix, mientras que ella no sabe qué pasará si lo consigue, ya que podría desaparecer si cambian el pasado. Y aun así durante gran parte del libro no hay conflicto en ese tema, su hija simplemente le sigue la corriente y trabaja buscándole un mapa que potencialmente podría matarla. Además su padre es el único que sabe Navegar (así, con mayúscula, porque es Navegar en plan guay, por el tiempo y a lugares fantásticos) y se niega a enseñar a Nix cómo hacerlo. Así que la tiene casi retenida en el barco, donde ella guarda escondido un mapa para poder huir en cuanto aprenda a Navegar y tener su propia vida.

El resto de los personajes son o una maravilla o un peñazo. La tripulación del barco es de lo mejor del libro: Kash es un ladrón que proviene de una ciudad ficticia de Persia, y es mi novio para siempre jamás, aunque sea el interés amoroso de Nix. Así que una de las cosas que más me fastidió de este libro es el triángulo amoroso. ¿Por qué meter otro interés amoroso totalmente insípido cuando el primero es maravilloso y obviamente endgame? Pues no lo sé. Pero ahí está, un personaje secundario que recibe mucha más atención de la necesaria. A decir verdad iba a rajar de este personaje pero no me acuerdo ni de cómo se llama, pero es un tipo blanco que vive en Hawaii y es muy majo y aburridísimo. Además de Nix, su padre y Kash, viajan con ellos Bee, una mujer sudanesa que habla con el espíritu de su esposa muerta (y le echa la culpa cuando las cosas van mal, son lo más cuqui) y Rotgut, un ex-monje chino que ha pasado a ser el cocinero de la nave y está a todas horas pensando en pescar. Es una pena que desaprovecharan a esos dos personajes, que no reciben casi atención ni implicación en la trama, porque habrían dado mucho juego.

El argumento fue lo que más me echaba para atrás. Al principio parece directo, casi hasta simple, pero se va enfangando con planes y gente que ha viajado al pasado y al futuro y paradojas temporales y al final ya no tenía ni idea de qué estaba pasando. Además para ser un libro de fantasía las motivaciones de los "malos" (ni siquiera voy a llamarles villanos porque son una pena de gente) son horriblemente mundanas.

Mis partes preferidas y que han evitado que lo dejara en una estrella, a parte de los personajes salvables, es el worldbuilding. La autora utiliza mitología de todo el mundo; nórdica, china, galesa y por supuesto hawaiana. El libro incluye un par de páginas al final para explicar de dónde proviene cada mito, como Vaadi Al-Maas, una ciudad descrita en una traducción francesa de Las Mil y Una Noches, de dónde procede Kash. Aparte de los lugares y las criaturas mitológicas, es genial la  la ambientación del Hawai colonial en 1880 (esto es casi veinte años de que Estados Unidos diera un golpe de estado y se anexionara las islas). Una parte de la trama se basa en la política de esa época, la relación del Reino de Hawaii con los Estados Unidos y las diferencias políticas entre los nativos de las islas que querían conservar su independencia y los colonos. Por desgracia no vemos gran cosa de esto en el argumento, aunque la segunda y última parte de la duología, que se publicó hace poco, parece explorar más el tema.

Una publicación compartida de @sparsireads el


Aunque me había hecho ilusiones por la premisa, y lo elegí para la casilla de protagonista biracial voces propias del Diversity Bingo 2017 (ya que Nix es de padre americano y madre china), creo que en este tema Not your sidekick profundiza más. Y la verdad, me gustó muchísimo más en general.

En resumen, un libro que prometía pero se quedó corto por unos protagonistas que no enganchaban, un triángulo amoroso innecesario y un argumento aburrido en un momento y farragoso en el siguiente.

Qué esperar si lo leéis:

  • Piratas viajando en el tiempo
  • Mitología de todo el mundo
  • MI NOVIO KASHMIR
  • Movidas políticas de Hawaii

No hay comentarios

Publicar un comentario

© sparsireads
Maira Gall